Jardin de las Delicias

El Jardín de las Delicias es posiblemente el cuadro más famoso del pintor Jheronimus Bosch, conocido en España como El Bosco.

El Jardín de las Delicias es un tríptico pintado con la técnica de óleo sobre tabla alrededor del año 1500. Esta obra forma parte de la exposición permanente del Museo del Prado.

Exterior El Jardín de las Delicias

El tríptico cerrado de El Jardín de las Delicias muestra en grisalla el final del tercer día de la Creación. Arriba, a la izquierda, aparece Dios Padre con triple corona y un libro abierto.

Una inscripción en latín con letra gótica dorada en la parte superior de las dos tablas es la clave para identificar el momento elegido (Salmos, 148, 5): «Ipse dixit et facta sunt» (Él mismo lo dijo y todo fue hecho) en la izquierda e «Ipse mandavit et ­creata sunt» (Él mismo lo ordenó y todo fue creado) en la derecha.

La visión del mundo de El Bosco sigue las convenciones de la época: la tierra es plana, con agua alrededor y con abundante vegetación, rodeada de una esfera, con reflejos luminosos para dar la impresión de ser cristalina y traslúcida. (Museo Nacional del Prado)

 

Simbolismo y caricaturas sin censura

En el tríptico abierto se muestran tres escenas: en el panel izquierdo vemos el Edén, la parte central nos muestra el Jardín de la Delicias, propiamente dicho, y en el panel derecho está representado el Infierno. Toda la obra parece girar en torno a los pecados de hombres y mujeres: su enfoque es moralizante y pretende llamar la atención sobre lo efímero del mundo y sus placeres.

La minuciosidad de los numerosos detalles requieren la observación a corta distancia durante horas. También nos sorprende por su simbolismo y gran imaginación en la creación de escenarios, seres y animales fantásticos, así como el modo en que caricaturiza diferentes estamentos sociales. Llama la atención lo irreverente de algunas imágenes relacionadas con la religión, o el clero directamente (entre otras cosas). Lo que evidencia que la libertad de expresión es un concepto sujeto a diferentes interpretaciones en función del momento histórico y ubicación geográfica en que se ejerza.

Es inevitable encontrar en El Jardín de la Delicias ciertas similitudes con obras del movimiento artístico denominado surrealismo surgido a principios del siglo XX y del que Dalí es claro referente.

En este vídeo (3 min.) Pilar Silva [Museo Nacional del Prado] Jefe del Departamento de Pintura Flamenca y Escuelas del Norte (1400-1600) y Pintura Española (1100-1500), comenta la obra de arte “El Jardín de las Delicias” de El Bosco.

Nos gustaría saber tu opinión sobre este artículo.