Jose Martín Cuesta Rojo

Aquella noche en Atienza

Un día cuando recorría una de estas carreteras en tierras de Guadalajara, de repente se paró el motor del R-8 TS. El viento soplaba cortante dando a entender que pronto comenzaría a nevar. Leer más

Una vieja viga de olmo

Frente al fuego chisporroteante, y desde el privilegiado mirador que era mi sillón favorito, veía cómo ardían en la enorme boca de la chimenea, consumiéndose poco a poco, unos troncos de encina.Leer más