Tarta de queso con arándanos

Tarta de queso con arándanos

  • Dificultad: Media
  • Imprimir

Riquísima tarta de queso con mermelada de arándanos.

Ingredientes

  • 250 gr de queso Mascarpone
  • 150 gr de queso fresco (tipo Philadelphia)
  • 40 gr de azúcar (3 cucharadas)
  • 400 ml de nata líquida
  • 1 sobre de cuajada en polvo (12 gr)
  • 200 ml de leche
  • 150 gr de mermelada o confitura de arándanos
Para la base:
  • 100 gr de galletas
  • 40 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)

Preparación

  1. Desmenuzar las galletas y poner junto con la mantequilla en un cazo. Calentar a fuego moderado y remover hasta que se haya mezclado todo bien.
  2. Extender esta mezcla en el fondo del molde y presionar un poco con Tarta de queso - porcionesuna cuchara, igualando bien toda la superficie. Dejar enfriar en la nevera durante al menos 30 minutos.

Mientras se enfría la base de galletas:

  1. Calentar en un cazo a fuego moderado la nata líquida, el azúcar y el queso, removiendo con unas varillas para que no se pegue al fondo. Cuando rompa a hervir, retirar del fuego brevemente mientras preparamos la cuajada.
  2. Disolver bien el sobre de cuajada en un vaso de leche fría (200 ml aprox.) asegurándonos de que no hay grumos.
  3. Volver a poner en el fuego la mezcla del queso e incorporar la cuajada sin dejar de remover con las varillas. Cuando rompa a hervir, retirar del fuego y remover bien. Volver a poner en el fuego hasta que rompa a hervir una segunda vez y mantener ese punto durante un par de minutos; es importante no dejar de remover con las varillas para que no se pegue al fondo.
  4. Retirar del fuego y dejar enfriar unos 10-15 minutos.
  5. Verter la mezcla en el molde, sobre la base de galleta, y dejar enfriar en la nevera durante un mínimo de 6 horas.

Recomendaciones:

  • Bizcocho-plumcake-moldePara esta tarta suelo utilizar un molde alargado desmontable [30 cm (largo) x 7 cm (alto) x 11 cm (ancho)]. Resulta muy práctico para porcionar la tarta y congelar las porciones individualmente, si no se va a consumir en su totalidad en el momento.

Por su alto contenido en grasa y azúcar no es muy apto para dietas estrictas, pero un pequeño capricho de vez en cuando no puede hacer daño… pero en porciones pequeñas, como en la foto.

Nos gustaría saber tu opinión sobre este artículo.